Aprende a hacerlo

En este post aprenderemos a realizar el morro de cerdo a la gallega. Se trata de una receta muy simple, rápida, que requiere pocos ingredientes y está deliciosa.

Para su elaboración necesitaremos un paquete de morro de cerdo cocido precocinado, una patata mediana, pimentón de la vera (dulce y picante), aceite de oliva y sal.

El primer paso para llevar a cabo esta receta es cocer la oreja con un poco de sal y laurel. Para ello, lo pondremos en una olla exprés durante 30 o 40 minutos y comprobaremos si está bien cocido. En caso de hacerlo en una olla normal, su cocción durará alrededor de una hora y media aproximadamente. Después de comprobar que el morro está en su punto, lo dejaremos enfriar y cortaremos en dados. Si lo prefieres, y para ahorrar tiempo, puedes usar morro de cerdo cocido y cortado previamente. Una vez frío, en una sartén honda, pondremos un poco de aceite de oliva a fuego vivo. Cuando esté caliente, echaremos el morro de cerdo hasta dorarlo.

Mientras tanto, en una olla, pondremos a hervir las patatas enteras con sal. Una vez estén listas, las cortaremos en rodajas y quitaremos la piel.

Una vez la patata está hervida y el morro de cerdo dorado, pasaremos a emplatar. Para ello pondremos las patatas en rodajas en el fondo del plato, echaremos el morro de cerdo por encima y por último aliñaremos con pimentón de la vera aceite de oliva y sal.

El morro de cerdo es una carne baja en grasa que nos aporta proteínas, minerales y vitaminas. Es por ello que, cocinado de una forma saludable, puede estar incluído en cualquier tipo de dieta.

En Industrias Cárnicas Fernández te llevamos donde quieras el mejor morro de cerdo en 24 horas. Ya sea al natural o en adobo, lo envasamos al vacío para que disfrutes de él con la mejor calidad. Haz tu pedido online aquí y pon en práctica esta deliciosa receta.